Número 8. diciembre 2015

Nº 8

Acabamos de celebrar los Premios Enfermería en Desarrollo 2015, en los que hemos vuelto a comprobar el dinamismo profesional de enfermeras y fisioterapeutas. Nuestro crecimiento es imparable y lo vemos en los resultados obtenidos por todos los proyectos finalistas de la última edición de nuestro certamen. Todos, sin excepción alguna, tienen un impacto directo en la mejora del cuidado de los pacientes. Todos son un modelo que bien se podría replicar en otros servicios de similares características. Ha sido una gran aventura, más intensa si cabe que la primera edición, de 2014.Cada día aumenta nuestra preocupación por la imagen de la enfermería que trasladamos a la sociedad y que la misma sociedad tiene sobre nuestro colectivo. Así quedó de manifiesto durante la entrega de los premios que celebramos en el Círculo de Bellas Artes y así lo podemos comprobar en la crónica que os presentamos en el presente número de la revista Enfermería en Desarrollo. También queda de manifiesto en muchas de las entrevistas y reportajes que os presentamos a continuación, trasladando nuestra mirada enfermera al conjunto de la ciudadanía, derribando estereotipos y prejuicios heredados que se pueden eliminar de manera sencilla: contando a todos el trabajo que desempeñamos y sensibilizándonos nosotros mismos sobre la importancia de trasladar a los ciudadanos los valores de la enfermería.Sin duda alguna, en la actualidad las enfermeras y fisioterapeutas estamos protagonizando, en primera persona, nuestra propia historia, estamos escribiéndola con el resultado de nuestro trabajo diario, creando nuestro propio discurso para hacer historia con él, cien años después del reconocimiento oficial del programa formativo de la profesión en nuestro país.En línea con todo lo anterior, hacemos nuestras las palabras que pronunció Conxita Tarruella tras recibir el premio Enfermería Tv durante la última gala de los premios Enfermería en Desarrollo. Conxita hablaba desde su experiencia como única enfermera con escaño en el Congreso de los Diputados a lo largo de las dos últimas legislaturas: "Para ser visibles, las enfermeras deben dar un paso adelante y estar en los lugares donde se toman las decisiones. Debemos aumentar nuestra presencia en los órganos de poder y participar de manera activa en la vida política". Así es como debe ser.

Otros números de la revista

Número 27

abril 2021

Número 26

diciembre 2020

Número 25

julio 2020

Número 23

febrero 2020

Número 22

octubre 2019