Cataluña cuenta en su cartera de servicios con un sistema pionero de telecuidados destinado a las mujeres durante el posparto con el fin de facilitar el acceso a su matrona.

Videoconferencias pospartoFacilitar el acceso de las mujeres a la consulta de su matrona durante el posparto es el principal objetivo del servicio de telecuidados puesto en marcha en Cataluña. La iniciativa se encuentra en la cartera de servicios del Instituto Catalán de la Salud y se está implantando de manera progresiva desde hace un año. En la actualidad, 55 matronas atienden consultas a través de videoconferencia en internet. Para ello emplean el programa informático Skype.

Esta iniciativa es el resultado de una investigación previa, 
dirigida por Gloria Seguranyes Guillot, profesora del Departamento  de Enfermería de Salud Pública, Salud Mental, y Universidad de Barcelona. En este trabajo han participado 28 matronas investigadoras de los ámbitos gestor, académico y asistencial. Esta última parte la ha liderado Cristina Martínez Bueno, responsable del programa de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva de Barcelona. 

La tesis doctoral de Gloria Seguranyes

Gloria seguranyes
La profesora Gloria Seguranyes Guillot es autora de la tesis doctoral “Eficacia de una intervención telemática en la atención al posparto en relación a la atención habitual, respecto a la opinión, consultas y morbilidad de las mujeres atendidas en los centros del PASSIR de Atención Primaria en Cataluña”. Su trabajo está basado en la investigación para poner en marcha el servicio de telecuidados a través de internet.

Materno-Infantil de la“Las madres en el posparto están muy solas. Este tema siempre me ha preocupado. Creo que se da mucha importancia a todo el cuidado del embarazo, pero después se van a casa con el niño y es ahí donde empieza la historia real de la maternidad”, señala Gloria. “Soy amante de las nuevas tecnologías. Ya habíamos utilizado anteriormente las videoconferencias en un grupo de investigación, por lo que planteé la posibilidad de acercarnos a las madres a través de Skype, para que nos llamen cuando tengan alguna necesidad”. Este planteamiento fue el origen de la investigación, apoyada por el Instituto Carlos III.

El trabajo detectó una mayor morbilidad entre las mujeres, un hecho que tiene una explicación sencilla: “Cuando eres madre, si tienes que priorizar, priorizas al bebé. Cuando tienes un problema de dolor en la episiotomía pero no es extremadamente intenso no vas a la consulta”, razona Gloria Seguranyes.

Un factor añadido a la mejora de la accesibilidad, sin necesidad de desplazamiento, es el contacto visual con las pacientes. “Tuvimos una mujer que llamó por un tema de lactancia y a la que inicialmente no le funcionaba la cámara. Cuando se solucionó el problema, observé en su expresión facial que estaba deprimida, algo que no había notado antes en su voz”.

Otro aspecto destacado de la investigación fue la buena respuesta de la población inmigrante, especialmente la de habla española. “Están acostumbradas a utilizar Skype para hablar con sus familias, por lo que la accesibilidad obtenida con ellas fue otra sorpresa”, explica Gloria.


Trabajo en red desde todos los ámbitos
Pasar la investigación a la práctica, aplicando sus resultados era una de las intenciones iniciales del proyecto. Por eso, desde el principio Gloria Seguranyes planteó un trabajo traslacional, entre matronas docentes, asistenciales y gestoras. “Para poner en marcha un trabajo de esta magnitud necesitábamos el apoyo desde la gestión y la participación de las compañeras de la asistencia. Las mismas matronas gestoras que investigaron están ahora implementándolo”.


La motivación de las matronas
En el proyecto trabajan matronas de todas las edades. “El dominio de las nuevas tecnologías no es un problema. Al contrario, las profesionales con más experiencia están respondiendo muy bien, con mucho entusiasmo. La participación en nuevos programas es un tema de motivación, como en cualquier ámbito profesional. Hemos contado con un grupo tremendamente implicado, porque querían comprobar si era útil para las mujeres”.


Proyecto pionero en el mundo
El servicio de telecuidados en Cataluña es una iniciativa pionera en el ámbito de la sanidad. Sólo existe una experiencia práctica en Irlanda del Norte, con dos madres,  otra investigación en un condado rural del norte de Suecia con once madres y un último estudio sobre una consulta de lactancia en Estados Unidos. En la actualidad, el equipo de matronas ha solicitado un nuevo proyecto de financiación al Instituto Carlos III con el fin de proseguir con el trabajo.