Una investigación enfermera que desveló una necesidad de los pacientes y se transformó en una aplicación para móviles, en el Hospital de Fuenlabrada de Madrid.

PictorrinoCualquier barrera que obstruya el flujo comunicativo entre enfermeros y pacientes es una traba para el buen hacer de los profesionales de enfermería, para prestar la calidad asistencial necesaria. Antonio Orduña y José Manuel Vicente, enfermeros del Servicio de Cirugía General y Digestivo y Otorrinolaringología del Hospital de Fuenlabrada, y Ana Luisa Martínez, enfermera del Servicio de Cardiología del Hospital Ramón y Cajal, lo saben bien, por ello han creado una aplicación cuyo objetivo es facilitar la comunicación con los pacientes. Se trata de “Pictorrino”, una app disponible para Android que surge como respuesta a las dificultades de los pacientes laringectomizados a la hora de dar a conocer sus necesidades, tanto a los profesionales de enfermería como a sus familiares, durante el proceso postoperatorio.

 

Resultado de una investigación

“Pictorrino” surge como resultado de un estudio realizado en base a las necesidades de comunicación de este tipo de pacientes del cual se extrajeron las principales demandas durante la semana siguiente a la cirugía. Dichas demandas se transformaron en 15 pictogramas que se recogieron, en primer lugar, en una pizarra (por ejemplo: “tengo sed”, “me duele la cabeza”).

Además, el instrumento se completa con una escala de dolor, numerada de 0 a 10, para que el propio paciente pueda señalar en el dispositivo la valoración del mismo.

Al comprobar la utilidad de esta herramienta, los tres enfermeros decidieron dar el salto a las nuevas tecnologías y crearon la aplicación para los dispositivos Android. Cualquier persona puede descargarla, de manera gratuita, en la web http://www.pictorrino.com/ o en la tienda de Android en internet. De esta forma, los pacientes pueden instalarla en su teléfono de última generación y mantener, así, una comunicación óptima con profesionales y familiares.

Las ilustraciones de PictorrinoUso de la app Pictorrino

El empleo de Pictorrino es muy intuitivo. Cuenta con 20 pictogramas. Se puede elegir entre dos idiomas, en los que el dispositivo reproducirá el pictograma señalado.

En el Hospital de Fuenlabrada de Madrid ya utilizan, y con mucho éxito, esta aplicación para móviles. Sus creadores esperan que su uso se extienda, en el futuro, a otros centros sanitarios. Además, ya están trabajando en la versión para IOS, de modo que el mayor número de usuarios pueda acceder a esta herramienta que facilita la comunicación con los pacientes.

Nuevos tiempos, nuevas herramientas

Helena Gil García, Experta en redes sociales e internet

Las nuevas tecnologías están cada vez más presentes en la vida personal y profesional y en España, líder en 
penetración de teléfonos de última generación en Europa, aún más. En el campo de enfermería y salud, aplicaciones para móviles como HIPOT-CNV y Pictorrino son claros ejemplos de lo que puede aportar la tecnología: ambas facilitan la comunicación con los pacientes, crucial en el desempeño del trabajo enfermero.

El prospecto de un fármaco, hábitos de vida saludables… Para estas y muchas preguntas más buscamos y encontramos la respuesta en la red. Por ello, es más importante que nunca que enfermería aporte contenido de valor a través de aplicaciones móviles, blogs y perfiles y páginas en redes sociales. 

Enfermería no debe quedarse atrás, es fundamental que sea visible en este campo, difundiendo su conocimiento entre otros profesionales y demostrando a los ciudadanos lo que un enfermero puede hacer por su salud. Enfermería tiene que apostar por las nuevas tecnologías.