La asertividad es un modelo de relación interpersonal que consiste en conocer los propios derechos y defenderlos, respetando a los demás. Se trata de un comportamiento que destaca como una de las principales cualidades de nuestro colectivo profesional, que nos está permitiendo crecer como enfermeras, en un contexto incierto, lleno de trabas y dificultades.

DSC 0028 cmykCon asertividad, somos capaces de defender nuestros legítimos derechos sin la intención de herir o perjudicar a los demás, reconociendo la importancia del trabajo en equipo para lograr nuestro objetivo final, un paciente satisfecho con los cuidados y la atención sanitaria que recibe. Como enfermeras, nuestras ideas siempre suman al progreso de la sanidad, desde la confianza que tenemos en nuestro trabajo, en nuestras cualidades y habilidades. Nuestras propuestas nunca restan o ponen el acento en cuestiones negativas o en el enfrentamiento.

La asertividad es un comportamiento que se puede aprender. Es una actitud profesional que comparten todas las enfermeras cuyos testimonios tenemos la oportunidad de leer en la revista Enfermería en Desarrollo. La lectura de sus entrevistas y reportajes nos enriquece y nos inspira como colectivo profesional, pues nos permite comprobar cómo hay enfermeras capaces de transformar la realidad y de mejorar los cuidados de los pacientes haciendo bien su trabajo. Son profesionales que han decidido trabajar para corregir una situación negativa gracias al resultado positivo de su intervención enfermera.

La asertividad también es una forma de comunicación fundamentada en la confianza que tenemos en nuestras propias cualidades. Muestra nuestra autoestima y la seguridad en nosotros mismos, exponiendo con argumentos claros y directos la idea que queremos expresar. Asertivos son todos los proyectos que hemos tenido el privilegio de conocer a través de los premios Enfermería en Desarrollo, cuya edición de 2016 os presentamos en esta revista. Os animamos a proponer vuestras candidaturas, siendo asertivos, porque el ejemplo de vuestro trabajo cotidiano, bien comunicado, nos va a permitir a todos seguir creciendo como profesión en un espacio que hemos creado para sentirnos orgullosos del valor de nuestros cuidados.

La asertividad es una actitud profesional que nos permite a las enfermeras corregir con nuestro trabajo situaciones negativas y mejorar, así, la vida de los pacientes, foco de los cuidados