Un grupo de 16 enfermeras de El Salvador, Guatemala y Nicaragua se han formado en España como expertas en cuidados neonatales

Cooperacion01FinalLa promoción de los cuidados enfermeros es fundamental para mejorar la salud materna y neonatal. En lugares como Centroamérica, las enfermeras desempeñan un papel central para conseguir Objetivos del Milenio como la reducción de la mortalidad de las madres y de los niños menores de cinco años. Gracias a una beca de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), enfermeras de El Salvador, Guatemala y Nicaragua han cursado en España el Experto en Cuidados Neonatales de la Universidad Autónoma de Madrid. Ha sido una de las actividades del convenio que FUDEN y AECID vienen desarrollando desde el año 2010 para mejorar la salud materna y neonatal en Centroamérica.

FUDEN y AECID trabajan
en Centroamérica para
reducir la mortalidad
materna y neonatal

Durante seis meses, las enfermeras latinoamericanas han cursado el experto universitario en las aulas de la Fundación, donde han recibido las
clases teóricas, a través del campus virtual para los posgrados de FUDEN y la Universidad Autónoma de Madrid. La teoría la han reforzado con las sesiones presenciales impartidas en la Facultad de Medicina de la UAM y con las prácticas en la unidades de puerperio y neonatos del Hospital Universitario de La Paz de Madrid. De esta forma, han adquirido los mismos conocimientos y habilidades prácticas y han desarrollado las mismas competencias que el más de medio centenar de estudiantes españolas que también están cursando esta misma formación superior de la UAM.

Comprometidas por la salud
La directora de FUDEN, Amelia Amezcua, afirma que ahora comienza lo más difícil, una vez todas han concluido con éxito el experto. “Les queda el mayor reto, porque tienen que replicar la experiencia adaptándola, cada una, a sus realidades. Es un trabajo difícil, pero las personas que han venido están en posiciones estratégicas en sus países, son líderes, y eso les va a facilitar las cosas”.

Las enfermeras latinoamericanas formadas son licenciadas en Enfermería y desarrollan su trabajo diario en áreas vinculadas con la salud materna e infantil, ya sea como enfermeras asistenciales o como docentes. Tras su regreso a El Salvador, Guatemala y Nicaragua, tienen el compromiso de impulsar la organización de iniciativas académicas similares con el fin de replicar la experiencia y transferir los nuevos conocimientos adquiridos. De hecho, durante el acto de graduación, que tuvo lugar en la Facultad de Medicina de la UAM, cada país expuso el trabajo final de experto, en el que plantean la forma en la que van a trabajar a partir de ahora en sus respectivos lugares de origen.

De forma paralela, con los conocimientos adquiridos durante el experto universitario, han elaborado una guía de consulta sobre cuidados de Enfermería materno-infantiles, que ahora van a poner en práctica en sus países de origen.

Comprometer a las enfermeras en su propio desarrollo y en la mejora de los cuidados maternos y neonatales es la meta final de la formación que han recibido. Tras superar con éxito el experto, son dieciséis enfermeras protagonistas de su propio desarrollo y de la salud de sus poblaciones. Con estas actividades, FUDEN y AECID pretenden mejorar la salud materna e infantil en Centroamérica y reducir la morbilidad y la mortalidad en ambos grupos de población, enfocando todas las actuaciones hacia la salud sexual y reproductiva y la planificación familiar.