Las enfermeras suavizan el sufrimiento de los adolescentes con trastorno de conducta, según la tesis doctoral de Susana Marqués-Andrés.

DSC05225 cmyk

“Las enfermeras trabajan para suavizar el sufrimiento en los procesos de enfermedad o trastorno: investigan el significado del sufrimiento, proponen intervenciones y humanizan su práctica” es el título de la tesis de Susana Marqués-Andrés, doctora por la Universidad Complutense de Madrid y enfermera especialista en salud mental del Hospital de Basurto (Vizcaya). El trabajo, finalista de los Premios Enfermería en Desarrollo 2014, parte de los doce años de experiencia de la autora con adolescentes con trastorno de conducta. “Me llama la atención lo que se afirma de ellos y lo que después muestran en el trato directo. Se dice que son impulsivos, que no piensan las consecuencias de sus conductas, que no tienen afectos y son fríos... Sin embargo, esto no coincide con la realidad. Por ello, me planteé conocer qué tienen ellos que decir. En la revisión bibliográfica sólo encontré estudios desde el punto de vista de los profesionales y comprobé que había un hueco en la investigación. ¿Qué significa para ellos el sufrimiento? Mi impresión era que el trastorno de conducta podía ser el resultado de su vida”.

Susana Marqués-Andrés

Enfermera especialista en salud mental del Hospital de Basurto

“Las enfermeras pueden establecer planes de cuidados que disminuyen el sufrimiento de la población”

Partiendo de esta premisa, Susana Marqués-Andrés realizó una investigación cualitativa entre adolescentes atendidos en unidades de psiquiatría infanto-juvenil de Vizcaya. “Todos coincidieron en que lo habían pasado mal en su vida. ‘Pasarlo mal’ representa y explica el significado del sufrimiento para ellos”, argumenta. “Su comportamiento puede obedecer a una petición de ayuda para buscar respuestas, al intento de solución, aliviando emociones molestas como la angustia, la rabia o la desesperación o sentimientos inaguantables como la ansiedad, la hostilidad o la tristeza”.

Entre las conclusiones del trabajo, destaca que los profesionales de salud pueden suavizar el padecimiento ajeno. “Cuidando y suavizando el sufrimiento de los adolescentes estamos entendiendo su situación vital. Primero tenemos que dejarlos hablar, mediante la escucha activa, para que expresen toda la rabia contenida. Después podemos tranquilizarlos y, a continuación, trabajar las habilidades sociales y emocionales de las que puedan carecer, fomentando, por ejemplo, la interacción entre padres e hijos, aliviando el sufrimiento y encauzando la relación”.

 
Enfermeras de salud mental
La tesis doctoral de Susana Marqués-Andrés considera la disminución del sufrimiento como un argumento central del trabajo enfermero. En ese sentido, justifica la necesidad de la presencia de enfermeras especialistas en salud mental en los equipos de psiquiatría infanto-juvenil, ya que son un recurso para la prevención en todos los niveles, especialmente la prevención social, como una herramienta de lucha contra el sufrimiento de la población. “La enfermería tiene un papel importante, partiendo de la detección de estos chavales con problemas para poderlos encauzar posteriormente. Las enfermeras de pediatría y atención primaria, y también las escolares, están en contacto con las valoraciones sanitarias que se van realizando y pueden detectar si estos chavales van a tener problemas. Así, se podría establecer un contacto entre el centro de salud y las enfermeras de salud mental, para trabajar con los adolescentes. Con la NANDA, NIC, NOC podemos establecer planes de cuidados adecuados a cada persona para trabajar la ansiedad, la impulsividad, la comunicación o la expresión de emociones”.


P2220038 CMYK

LAS DERIVACIONES DE “PASARLO MAL”
 “Pasarlo mal” representa y explica el significado del sufrimiento en la vivencia de los adolescentes para desarrollar un trastorno de conducta, a través de cinco categorías principales, establecidas según la investigación de Susana Marqués-Andrés.

 1 Infancia ausente, constituida por tres subcategorías:
• Renuncia parental
• Vulnerabilidad
• Salida rápida de la infancia.

 2 Relaciones parentales complejas, constituida por tres subcategorías:

• Padres suplentes
• Desvinculándose
• Solucionando las relaciones parentales complejas.

3 Manifestaciones del sufrimiento, con tres subcategorías:

• Emociones que prevalecen
• Dificultades con los estudios
• Refugiarse en gustos y aficiones.

 4 Concienciación del sufrimiento. Tres subcategorías:

• Retrasar la identificacion del momento
• Comparaciones argumentadas
• Estrategias para afrontar el sufrimiento.

5 Suavizar el sufrimiento, a partir de dos subcategorías:

• “Yo sólo pienso en el presente”
• Las ganas de vivir.

 


La tesis de Susana Marqués-Andrés.