La Escuela de Pacientes de Osakidetza ha recibido el Premio Enfermería en Desarrollo 2014 por su iniciativa “Programa Paciente activo: un modelo de educación entre iguales”, presentada a la categoría “Promoción del autocuidado en los pacientes”, que premia proyectos que promueven la adaptación de los pacientes a su entorno, con el fin de conseguir la mejor calidad de vida posible.

Estibaliz Gamboa“Paciente Activo” es un programa de educación en autocuidados, que pretende que personas con enfermedades crónicas y quienes las cuidan conozcan y entiendan mejor su enfermedad, aprendan a autogestionarla, se responsabilicen de su cuidado y sean capaces de tomar decisiones adecuadas. Es un modelo de educación entre iguales, impartido por personas que viven con alguna enfermedad crónica o sus cuidadores. Los monitores actúan como modelo de roles, ya que todos viven las mismas experiencias.

La finalidad de “Paciente Activo” no es sustituir a los profesionales, sino complementarlos. “Este modelo está produciendo una gran satisfacción a los profesionales, ya que participar en una formación de igual a igual nos aporta una visión diferente de las necesidades y preferencias de los pacientes, que son actores protagonistas. Ver los resultados en salud es muy gratificante”, afirma su responsable, Estíbaliz Gamboa.

La Escuela de Pacientes ha recibido el galardón, una escultura diseñada por el arquitecto Ángel Pontes, en un acto celebrado el 27 de noviembre en CaixaForum Madrid, al que ha asistido la enfermera responsable del programa, Estíbaliz Gamboa Moreno. El premio se lo entregó la Defensora del Paciente, Carmen Flores.

En su discurso de agradecimiento, Estíbaliz Gamboa recalcó que detrás del programa “Paciente activo hay muchas personas “que ponen muchísima ilusión y mucho esfuerzo para que la iniciativa haya llegado tan lejos, gracias también al apoyo de Osakidetza, quien creyó en la iniciativa desde el principio”.

Salud mental infanto-juvenil
El proyecto finalista es de la enfermera Pilar Frigolet: “Los cuidados de enfermería de salud mental infanto-juvenil en el Hospital de Día-Centro Educativo Terapéutico Pradera de San Isidro (HdD-CET)”, en Madrid. “El ingreso se produce a tiempo parcial, con un equipo multidisciplinar, con un abordaje de la persona desde una perspectiva integral. Trabaja en la modalidad de comunidad terapéutica y orientación psicodinámica”.

El jurado
Esta categoría valora las iniciativas que promueven la adaptación de los pacientes a su entorno, con el fin de conseguir la mejor calidad de vida posible. El público, a través de una votación en la página en internet de la revista, ha sido el responsable de elegir al ganador, con un 59,7 por ciento de los votos, y al finalista, con un 26 por ciento de apoyo.